Castellana, 74. Madrid
91 564 00 22

Tercera edad e idiomas

Nunca es tarde para aprender
1 Oct 2018

Tercera edad e Idiomas. Nunca es tarde para aprender.

Tercera edad e idiomas

 

Hoy se celebra el Día Internacional de las personas mayores. Es por ello que queremos dedicar esta entrada para animar a todas aquellas personas de más de 65 años a que se atrevan a estudiar un nuevo idioma. Es una etapa ideal de la vida para seguir aprendiendo y formándonos en aquellas materias de las que no tuvimos oportunidad cuando éramos jóvenes. Y es que, aunque se diga que la mejor edad para aprender cosas nuevas se produce cuando somos niños, las personas mayores tienen la ventaja de contar con mayor desarrollo cognitivo como consecuencia de la experiencia vital, por lo que no es tan disparatada la idea de empezar a estudiar un idioma cuando somos mayores. Además la mayoría suele contar con más tiempo libre.

Beneficios de estudiar un idioma a la 3ª edad.

Todo desarrollo de tipo intelectual es muy beneficioso para la salud de nuestro cerebro. Ejercitar la memoria para aprender nuevas palabras, crear estructuras gramaticales simples o complejas, practicar la escucha activa, conversar y enfrentarse a exámenes, hacen que nuestro cerebro se ejercite. Estamos practicando la llamada “Gimnasia mental” que nos ayuda a retrasar el envejecimiento mental y la aparición o desarrollo del alzheimer. Sólo por ese motivo ya merece la pena. Pero es que hay más.

Cuando estudias un idioma es muy probable que asistas a clases, por lo que conocerás a gente con la que estudiar y practicar. Al sociabilizarnos le estamos dando un portazo a la soledad de forma que nuestro estado de ánimo mejora considerablemente.

Aprender otro idioma nos hará sentir curiosidad por los países que hablan esa lengua por lo que, incluso puedes planear un viaje a uno de estos destinos para practicar el idioma en directo.

Consejos a llevar  a cabo.

No te vamos a engañar. Estudiar una nueva lengua requiere de tiempo, constancia y paciencia. Empieza con las cosas más básicas y poco a poco le vas introduciendo dificultad. Estudia bien las lecciones y haz ejercicios relacionados con ellas. Usa el diccionario cada vez que tengas alguna duda, lee libros en ese idioma, practica la conversación, aunque sea contigo mismo. Una buena idea consiste en ver películas y series en versión original. Así conseguiremos que nuestro oído se vaya haciendo a la sonoridad del idioma. En poco tiempo irás notando los resultados.

Las escuelas de idiomas son lugares ideales para empezar a estudiar un idioma, incluso para prepararte de cara a futuros exámenes.

Os dejamos con información sobre nuestros cursos. Esperemos que sean de vuestra utilidad.

 

Leave a Reply

tres × cuatro =